Star Wars: The Last Jedi

Escrito por Braulio Fdez., el 4 febrero 2018 | Publicado en Análisis

Decíamos hace dos años por estos mismos lugares que cada nueva obra de John Williams debía ser bebida a sorbos para prolongar el sabor. Esta ocasión no es diferente. Y recordamos esto ahora porque es fundamental para entender nuestra opinión sobre su última obra para la saga galáctica de Star Wars, Los últimos Jedi.

Star Wars: The Last Jedi (2017)
Compositor: John Williams
Año: 2017
Lo mejor: Los temas de acción, The Battle of Crait especialmente, y la aparición del tema de los hermanos por su importancia fílmica.
Lo peor:La obra carece de identidad musical propia, algo inédito en las 7 bandas sonoras precedentes.NUESTRA NOTA

Star Wars – The Last Jedi : La película


La película de Rian Johnson ha sido recibida con opiniones controvertidas aunque, como era de esperar, llegando a numeroso público. Ese público ya se deja llevar por la inercia para ver los nuevos capítulos de la casi bíblica, en duración, aventura ideada por George Lucas. Y la inercia es buena consejera económica, pero mala consejera cultural.

Las películas de Star Wars han sido tradicionalmente una consecución de tramas que generan gran interés y expectación, alternadas con otras más intrascendentes aunque siempre con un punto de encuentro con lo principal.

En Los últimos Jedi parece haberse roto esa tradición. Toda la secuencia del casino que involucra a Finn y a Rose resulta inocua, así como el papel de Benicio del Toro; los nuevos poderes de la Fuerza desconciertan más que entusiasman, especialmente al ver a Carrie Fisher hacer el papel de Sandra Bullock en Gravity con mucha más naturalidad (y sin traje espacial), y si acaso encontramos en el trastorno bipolar de Ben Solo algo sobre lo que reflexionar (creemos que la mayor parte de las veces en realidad sí está hablando con las paredes).

Por cierto que en esto de mantener conversaciones interestelares con hologramas, así como el final tipo “Freezer” de Snoke, sugiere que más de una idea ha surgido a lo “Dragon Ball”. Igual en la próxima a Rey se le encrespa el pelo y se le vuelve rubio, o simplemente se queda como la última guerrera del espacio.

Star Wars: The Last Jedi – The Score


Centrándonos en el score del Maestro Williams, nos encontramos ante un dilema. Por primera vez en cuarenta años una banda sonora de Star Wars no tiene una identidad musical propia. Puede ser más grave de lo que parece.

Cuando escuchamos y vimos Star Wars: The Force Awakens (Star Wars: El despertar de la fuerza, 2015) y dada la edad del compositor y la vocación de vender churros de la idea de reflotar la serie, ya esperábamos un refrito musical de las seis anteriores entregas. Pero sin embargo nos encontramos con una de sus mejores obras, rica temáticamente, colorista, equilibrada, y poderosa. Una obra en sí misma.

Otras veces no ha habido personajes relevantes nuevos, y los scores se centraron en representar otras ideas, como la lucha capital entre dos héroes (Anakin y Obi Wan), o una historia de amor (Anakin y Padme). En esta ocasión la única nueva idea que nos presenta Williams se refiere al personaje más intrascendente y menos gracioso (o que pretende ser gracioso…) de la saga: Rose. Y siendo agradable de escuchar, no es suficiente para llevar el peso de la obra, ni tampoco lo pretende John Williams, todo hay que decirlo.

Y sin nuevas ideas lo que queda es moldear las existentes, y en eso sí demuestra maestría el compositor norteamericano. El tema de la fuerza, el de Yoda, el de Leia, el de los hermanos (posiblemente el mejor momento musical dentro del contexto de la película, The spark en el disco), se combinan con los nuevos temas directamente “traídos” de El despertar de la fuerza, el de Rey, la resistencia, el de Kylo Ren, e incluso el de “los caminos del Jedi” que se apuntaba al final de la anterior entrega, y que por desgracia no es más explotado aquí (tan solo en Ahch to island).

También hay guiños entrañables, como la frase de acción que recordamos de las batallas estelares de la trilogía original que se recupera en The battle of Crait y en Finale, y otros que ya empiezan a oler a tufo (¿es necesaria una referencia en cada banda sonora de la nueva trilogía a Darth Vader?).

En lo que la nueva obra musical de Williams para Star Wars no ha perdido un ápice de genialidad es en la música de acción, y a la ya larga lista de piezas para el recuerdo como The Battle of Hoth, Battle of Endor o The Falcon (The Force Awakens), por nombrar unas pocas, hay que añadir sin duda la obertura de Main title and Escape, The Fathiers y especialmente el mencionado The Battle of Crait.

Son fragmentos musicales memorables, donde los temas se entrelazan siguiendo una idea musical única y adaptándose a ella. En eso Williams, en el contexto de Star Wars, se ha mostrado siempre muy concienzudo, dando como resultado la genialidad.

Como genio que es, además, Williams se sabe todos los recursos musicales que necesita una película, y como muestra de ello ahí está el peso emocional que sus arpeggios y frases corales otorgan a toda la secuencia final desde el enfrentamiento entre Kylo Ren y Skywalker hasta que la acción se centra en Rey.

Conclusión


No deja de quedarnos la impresión, al final, de que esta vez sí ha llegado el momento de hacer un “refrito”. Claro que un refrito de John Williams es de una calidad que supra la media actual, aunque no deje ser eso, un refrito. No sabemos si por imposición del director y su enamoramiento de los clásicos musicales de Star Wars, pero el caso es que en Los últimos Jedi nos encontramos con una obra que posiblemente pasará a la cola de casi todas las listas de bandas sonoras de los aficionados.

Pero a nosotros nos sigue afectando a la hora de valorarla esa idea de que cada nueva obra de Williams debe ser bebida a sorbos pequeños no vaya a ser que sea la última, y como hay material de sobra para que se le erice a uno el bello (especialmente los diez primeros minutos de película y toda la secuencia final, y por encima de todo ese Battle of Crait con metales, percusión, tema de Rey, final coral…), pues acabamos por pensar que de todo lo bueno que tiene Star Wars, lo mejor de todo es la música de John Williams, y que si George Lucas ideó una historia bíblica en duración, y le puso números y números a pie de página, Williams la llenó de contenido y musicalidad.

Star Wars: The Last Jedi

01. Main Title and Escape (7:26)
02. Ahch-To Island (4:23)
03. Revisiting Snoke (3:29)
04. The Supremacy (4:01)
05. Fun with Finn and Rose (2:34)
06. Old Friends (4:29)
07. The Rebellion is Reborn (4:00)
08. Lesson One (2:10)
09. Canto Bight (2:38)
10. Who Are You? (3:04)
11. The Fathiers (2:42)
12. The Cave (3:00)
13. The Sacred Jedi Texts (3:33)
14. A New Alliance (3:13)
15. “Chrome Dome” (2:03)
16. The Battle of Crait (6:48
17. The Spark (3:36)
18. The Last Jedi (3:04)
19. Peace and Purpose (3:08)
20. Finale (8:28)

Duración total: 77:49 minutos
Compositor: John Williams
Sello: Walt Disney Records
Formato: CD
Fecha de publicación: 15 de Diciembre 2017
Lee otros artículos escritos por Braulio Fdez.
Es un “goonie”, un “jedi”, un “daikini”. Desde los 80 es un fan de la música de cine y Horner su favorito.