Nate and Hayes

Escrito por Rubén Franco, el 25 agosto 2017 | Publicado en Análisis

Hay veces que ciertas películas con las que crecieron una generación te pasan de puntillas, porque no te coincidió verlas en su momento o por la razón que sea, priorizabas otras películas en lugar de ésta.

PlDunkirk (2017)
Compositor: Trevor Jones
Año: 1983
Lo mejor: Todo, un fresco espectacular cargado de derroche sinfónico. Esto es música de piratas, y de la buena
Lo peor:Nada, por poner un pero, falta músicaNUESTRA NOTA

Eso sucedió con Nate and Hayes (Los Piratas de las Islas Salvajes, 1983), también conocida como Savage Islands, pero, para alegría de mis ojos (y mis oídos),  subsané ese problema hace pocas semanas, una maravillosa tarde de domingo, donde la pequeña pantalla se inundó de imágenes de aventuras a la vieja usanza, sin pretensiones, y donde el oficio y la artesanía del trabajo bien hecho me hizo añorar tiempos pasados.

Erase un Vez… una de piratas


Para todos los que crecimos viendo películas clásicas de aventuras, Nate and Hayes tiene ese aire clásico de aquella época, pero entroncándolo con el nuevo cine de aventuras de los 80 que emergía (por ejemplo, Indiana Jones), lo que añade doble interés para aquellos que vivimos aquella maravillosa década.

Ambientación, vestuario, efectos especiales, actuaciones (Tommy Lee Jones está enorme, lo mejor de la función sin duda), banda sonora, fotografía… TODO funcionaba como un reloj. Como se echa de menos este tipo de cine hoy en día…

Lo tocas, es real, sin tanto ordenador  ni efecto especial… barcos reales, abordajes, persecuciones, con localizaciones y decorados maravillosos donde los actores se peleaban o disputaban todo tipo de aventuras.

Tristemente, como muchas películas del género de piratas modernas (a excepción de la franquicia de Piratas del Caribe), la película no funcionó en taquilla, y el buen hacer de Ferdinand Fairfax (con un guión donde metió mano John Hughes), quedó condenado al olvido… o no. Porque el tiempo ha hecho justicia a esta película, y ha crecido como una película de culto.

Quizás flojea Michael O’Keefe, el Nate de los dos hombres enamorados de la misma mujer (bellísima Jenny Seagrove), cuyo papel no acaba de encontrar su camino hasta el tramo final, haciendo poco creíble su paso de mojigato a espadachín pirata, pero se perdona.

El argumento nos presenta como base a un pirata real, eso sí, con principios y valores morales: William Henry “Bully” Hayes. Apresado para ir a la horca por su enemigo Bean Pease (buen hacer de Max Phipps) tras en un prólogo fabuloso (donde Hayes huye de una tribu amazónica, con una escena de puente colgante previa al Templo Maldito de Indiana Jones), Hayes relatará su historia, donde nos presenta como el bueno del pirata lleva a Hayes y su prometida Sophie a una isla donde se casarán.

Pero Sophie acabará secuestrada por Bean Pease, y Nates se unirá a Hayes para tratar de rescatarla, con la armada alemana de por medio como consorte de nuestro villano, donde las aventuras no decrecerán un ápice, y veremos las dotes de Tommy Lee Jones como espadachín en un buen duelo final de espada.

Recomendable al 150% sino la has visto; y si las has visto, como yo, para repetirla, vamos.

Trevor Jones al Abordaje


Un año después de firmar esa obra maestra de partitura (quizás su mejor composición) para la película The Dark Crystal (Cristal Oscuro, 1982), Trevor Jones, cuya carrera comenzaba de forma emergente y sólida. llega a la película de aventuras Nate and Hayes, donde el guión venía firmado, además de John Hughes, por David Odell, quien trabajó con Jim Henson en la mencionada The Dark Crystal y The Muppet Show (coincidencia o no, podría haber una conexión de Trevor con éste trabajo).

Si la hubo o no, lo cual habría que preguntárselo, sí que la hubo temáticamente, porque su excelente tema central es una hermana menor en algunos sentidos del tema central de Cristal Oscuro.

Nate and Hayes ayudaría a seguir cimentando la carrera de Trevor Jones, quien tras The Dark Crystal, Excalibur y The Sender se convertía en un compositor que sabía captar la esencia de la magia, de la aventura y de los ambientes siniestros y extraños.

Pero quizás, por el fracaso de la película que nos ocupa, esta partitura se viese relegada a un segundo plano cuando es, de lejos, una de las más frescas e inspiradas del suráfricano.

Aquí tenemos a un Trevor Jones desatado; un tema central en la mejor tradición de Korngold con el toque Trevor, percusiones hermanianas, un buen tema de amor… eso y mucho más, como veremos en el análisis.

La edición discográfica de La-La Land Records, pese a que no contiene toda la música de la película, si tiene una buena porción de música que hará las delicias de los seguidores de Trevor Jones y de la música de aventuras, un CD de 40 minutos para repetir una y otra vez, sin cansarse.

Imprescindible, vamos.

Nate and Hayes – Análisis Temático


Trevor Jones ofrece una amplia variedad musical que se sustenta en los siguientes temas:

1)      Tema Central de Nate and Hayes: Es un tema compuesto por dos movimientos musicales. El primero es la enunciación del mismo, cuyo fanfarria de apertura con los metales y los violines desatados es puro Korngold, un homenaje total a la música de este maravilloso compositor (Captain Blood y The Sea Hawk), y en el segundo movimiento nos encontramos con un tema que bebe, y mucho, del motivo central de The Dark Crystal en su comienzo, desarrollándose posteriormente en una bella melodía con las cuerdas.

La mejor expresión del corte es el primer tema, Main Theme from “Nate and Hayes”, y uno de sus mejores usos el desarrollo final de los End Credits. Mención aparte para el solo de violín enunciando el motivo central en Arrival at Samoa, totalmente Rozsiano.

2)      Tema de Amor: El Love Theme es una joya, y bien vale para Nate & Sophie (futuro matrimonio) como para la pasión y la química que se desprende entre Hayes & Sophie, es decir, para un auténtico triángulo amoroso (todo en modo limpio y pulcro, sea dicho de paso) que conforman los tres personajes.

Esta bellísima melodía, muy Poledouris (que me trae a la memoria un estilo The Blue Lagoon, en mi opinión), se sustenta en el maravilloso uso de la cuerda con acompañamiento de vientos (maravillosas las flautas e instrumentos de viento), dándole un toque delicado y sinfónico, que si bien es enunciado por primera vez en el tercer corte, Haye’s and Sophie’s Pact/ Sophie Disembarks/ The Veranda at Night, su mejor desarrollo (espectacular y emotivo) lo encontramos también en los End Credits.

3)      Tema de Acción: Este motivo irrumpe ya en el fantástico prólogo inicial con la batalla de la tribu amazónica con la tripulación de Hayes, quien será posteriormente perseguido por la jungla. Una rabiosa percusión muy herrmaniana (estilo Sinbad) emerge con fuerza y ritmo, dándole un toque exótico al que se suma el uso de las cuerdas, metales y flautas, donde hacen una serie de florituras exóticas, casi de tono arábigo, que me recuerdan lejanamente al The Wind and the Lion de Jerry Goldsmith. Escape from Mumi Village / Hayes Fights Mumi Women on Bridge es la primera aparición, pero tanto el ataque al poblado de la isla, como en el enfrentamiento con Pease en Samoa y el duelo final entre el conde alemán y Hayes nos encontramos con este trepidante tema de acción.

4)      Tema Alemán: El Conde Von Rittenberg y su buque alemán acorazado es también objeto de un tema de corte militar y solemne por parte del compositor. En el CD, breve pero enérgicamente representado, lo encontramos en el tema German March, y también es enunciado de forma cuasi cómica, patética y derrotista en el corte Gunboat is Paralyzed, donde el todopoderoso buque de guerra alemán se halla paralizado a merced de Nate y sus hombres.

5)      Tema Melancólico: Aunque solo aparece dos veces en el disco, este bello pero melancólico tema, por momentos desolador, tiene lugar tras la matanza de la tribu por parte de Pease y sus hombre y el posterior rapto de Sophie. Ruined Village y Nate Sails Off/Nate is Shipwrecked/The Rona Turns About nos lo muestran en todo su esplendor, especialmente ejecutados sobre la cuerda y la flauta, pura vena sinfónica de un Trevor Jones post- The Dark Crystal. Una delicia melódica.

6)      Tema de Pease: Un poco a la Excalibur, con ese sonido etéreo y misterioso, Trevor Jones usa un motivo orquestal y con algún toque electrónico para acompañar tanto las vilezas de Pease como la misión de Nate y Hayes siguiendo a su archienemigo.

El intento de Sophie por escapar de Pease en la primera parte del corte Sophie Ransoms Omar / Arrival at Samoa, o la búsqueda de Nathan en Samoa por la casa de subastas de esclavos en la parte final del corte diez (Nate Goes to the Auction House) son dos de los momentos que contienen este motivo.

Momento a Destacar – Gunboat Pursue the Lenora / Gunboat is Boarded


Sin lugar a dudas, junto con los End Credits y el prólogo de la película, Gunboat Pursue the Lenora / Gunboat is Boarded éste es uno de los mejores momentos de la partitura (sino el mejor), excelentemente desarrollado por Trevor Jones, para una de las mejores escenas de la película, una de esas que no abundan en el cine de hoy.

Artesanal y con oficio, el director despacha una excelente secuencia de acción donde el Lenora, el barco de Hayes y sus hombres, es perseguido por la maquinaria alemana del Conde Von Rittenberg y Pease, un buque de guerra alemán con un potente cañón que poco a poco comienza a darle alcance.

Trevor Jones utiliza un ritmo de avance pesado y frenético, lleno de tensión, donde las cuerdas y las baterías militares marcan la premura y urgencia del Lenora, en constante peligro. Los metales también se van sumando en la persecución, construyendo un tema mecánico y rítmico, lleno de energía y vibrante, pero Hayes maniobra con el Lenora, intentando llevar al barco alemán a su terreno.

La música prosigue su pesado y cada vez más tenso avance, dando esquinazo el Lenora a su perseguidor en un viraje hacia el lado oculto de una isla, y esquivando así un tiro mortal (el tema principal emerge cuando el pirata ejecuta la jugada maestra y esquiva ese disparo mortal de Rittenberg), pero la persecución no ha finalizado.

De nuevo la maquinaria pesada alemana, en consonancia con la maquinaria musical de Trevor Jones, se pone el mono de faena y continúa la persecución, virando por el mismo sitio que el Lenora, con la música in crescendo y sumándose el motivo del misterio y de tensión electrónico en relación a nuestros villanos.

Cuando el buque de guerra alemán vira se encuentra al Lenora aparentemente abandonado, pero cuando se aproximan descubren que no lo está y es abordado por Hayes y sus hombres. Aunque eso, amigos míos, ya es otra harina de otro costal “musical”.

Uncomplete Edition – Lo que Falta


Pues la verdad, siendo sinceros, falta bastante música, aunque el CD editado aquí al menos es representativo, y totalmente disfrutable.

Nos encontramos, ya de entrada, con que nos faltan los main titles, donde Hayes y sus hombres discurren por la selva para encontrarse con la tribu con la que tratarán de hacer negocios.

Trevor Jones ofrece un motivo misterioso donde el tema principal acaba haciendo acto de aparición cuando se encuentran con el salvaje que les conducirá a su pueblo, pero de una forma contenida.

Es curioso como el primer corte del CD, el motivo central en todo su esplendor, no sale como tal en la película (es una pieza preparada para el CD), y la primera pieza musical de la película no aparece ni tan siquiera editada.

Otros momentos brillantes son toda la secuencia musical del ritual de sacrificio de Sophie, donde nuestros héroes se lanzan al rescate. Aquí, el compositor, utiliza música tribal y de tensión (donde el tema de Pease hace aparición, mientras éste y el Conde Von Rittenberg dialogan), insertando el tema de amor de forma dramática, y finalmente con el estallido del tema de acción.

El abordaje del buque alemán es una reutilización de la parte final del corte de la persecución del Lenora por parte del buque alemán, pero el momento en el que Pease trata de reventar el Lenora no lo encontramos, así como la secuencia donde Hayes es conducido a su ejecución, ser ahorcado.

Todo ello quizás sumen la friolera de 70-80 minutos (casi el doble), pero en defensa de la edición, sirve para representar perfectamente el trabajo de Trevor Jones.

Conclusión


Brutal sinfonismo, donde Trevor Jones recoge la fórmula clásica de música de aventuras, donde el estilo del suráfricano, patente y consolidado, bebe de fuentes como Korngold, Herrmann o Goldsmith, todo ello de forma natural y como homenaje.

Un CD obligado que podrás repetir una y otra vez y que sirve de ejemplo de lo que debería ser música de aventuras para los jóvenes compositores que se adentran en el panorama musical actual.

Lástima que Trevor Jones no se replantee volver a la composición de forma habitual. Cada vez que el aparece, sube la media de calidad de las composiciones.

Nate and Hayes

1. Main Theme From “Nate And Hayes” (01:28)
2. Escape From Mumi Village * / Hayes Fights Mumi Women On Bridge * (03:06)
3. Hayes’ And Sophie’s Pact ** / Sophie Disembarks **/ The Veranda At Night ** (02:25)
4. The Rona Turns About (Partially Used) / Pease Attacks Village (02:14)
5. Ruined Village (01:37)
6. Nate Sails Off / Nate Is Shipwrecked / The Rona Turns About (Not Used In Film) (01:21)
7. Sophie Ransoms Omar / Arrival At Samoa * (01:32)
8. German March (00:21)
9. The Parting ** * / Nate Stranded * (02:12)
10. Pease Hastily Departs The Leonora / Nate Goes To The Auction House / Sophie’s Escape Foiled By Omar ** (02:29)
11. Hayes And The Men Overpower Pease Crew / Chase To The Gunboat / The Stolen Leonora Sets Sail For Ponape * (03:29)
12. Gunboat Pursues The Leonora / Gunboat Is Boarded * (06:04)
13. Gunboat Is Paralyzed (02:05)
14. Sword Fight / Escape From Prison * (04:08)
15. End Credits * ** (04:31)
* = contains Main Theme From “Nate And Hayes”
** = contains Love Theme From “Nate And Hayes”

Duración total: 39:02 minutos
Compositor: Trevor Jones
Sello: La La Land Records
Formato: CD
Fecha de publicación: 05 de Enero 2010
Lee otros artículos escritos por Rubén Franco
E.T.despertó una afición que terminó en pasión por Jarre, Schifrin, Grusin, Rózsa y sobre todo Goldsmith.
Fecha: 25 agosto 2017. Más sobre Análisis
¡COMPÁRTELO! en Twitter | en Facebook | en delicious