Entrevista Pedro Contreras

Escrito por Óscar Salazar, el 12 febrero 2017 | Publicado en Apuntes, Compositores

El pasado sábado 4 de febrero se celebró la conocida como fiesta del cine español: la gala de los premios Goya 2017. Finalmente, el getxotarra Fernando Velázquez se hizo con un merecido galardón a Mejor Música Original por su trabajo para Un monstruo viene a verme. Y, en el apartado de Mejor Canción Original, la cantautora Sílvia Pérez Cruz volvió a ganar el premio por Ai, ai, ai de la película Cerca de tu casa.

En AsturScore nos habíamos preguntado más de una vez cómo sería el proceso de selección de los  candidatos y el de las votaciones. Y decidimos que este año no íbamos a quedarnos con la duda, así que hemos contactado con el compositor Pedro Contreras, que es miembro de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, para que nos lo explicara. Muy amablemente, ha respondido a todas nuestras preguntas y, de paso, nos ha dejado asomarnos a su estudio y ha compartido con nosotros los proyectos que tiene sobre la mesa.

¡Esperamos que la entrevista os resulte tan interesante como a nosotros!

BIOGRAFÍA

.
Pedro Contreras es compositor y productor musical. Ha estudiado música en el Conservatorio Superior de Música de Murcia, en la Escuela de Nuevas Músicas de Madrid y en el Aula de Música Moderna y Jazz de Barcelona y ha cursado estudios de cine y producción musical en el Berklee College of Music. Entre sus trabajos se encuentran obras como Carthago Nova o Castillo de Olite: el último acto de una tragedia. Nominado al Goya (lo que le ha convertido en miembro de la Academia de Cine), también ha sido nominado y ganador en varios ocasiones a los Reel Music Awards, Hollywood Music in Media Awards, Global Music Awards o Accolade Global Film Competition, entre otros. Compagina su actividad como compositor con su labor como productor musical de artistas como Ruth Lorenzo, Xuso Jones, etc.


.
En primer lugar, agradecerte que nos dediques parte de tu tiempo. Es un placer poder charlar de nuevo contigo, Pedro.

El placer es mío. Admiro vuestro trabajo y, como siempre, estoy encantado de poder charlar con vosotros.

Probablemente, una de las actividades de tu biografía que pasa más desapercibida es la de miembro de la Academia de Cine. ¿Cuál es el criterio para que una película sea candidata al Goya en la categoría de música original?

Pues sí, es una de mis facetas de las que no suelo hablar; pero de la que, por supuesto, me siento muy orgulloso. Os comento brevemente cómo va el sistema de votación a los premios Goya en el apartado musical:

En Mejor Música Original, pueden participar aquellos compositores cuyo trabajo haya sido creado expresamente para la película. Al menos el 90% de la música debe ser original, sin contar las canciones. Asimismo, también ha de suponer al menos el 51% de toda la música de la película y no menos del 15% de la duración total de la misma.

Es imprescindible rellenar el formulario correspondiente (a disposición del productor y del músico en Internet) sellado por la productora, firmado por el productor y enviado a la Academia. En él tiene que constar, entre otros datos, los títulos, autores y duraciones de absolutamente todas las músicas que suenan en el transcurso íntegro de la película (tanto preexistentes como originales), incluidos sus títulos de crédito de principio y de final.

El productor, mediante el envío de este formulario, otorga autorización gratuita a la Academia para facilitar la escucha por Internet de la totalidad o de un fragmento de la música propuesta, así como para la edición de un CD promocional que pueda distribuirse de forma gratuita a los miembros de la Academia durante el proceso de votación.

¿Y para Mejor Canción Original?

Es muy similar… Serán candidatas las canciones que estén compuestas de letra y música en las que ambas sean originales y creadas expresamente para la película. La canción debe ser claramente audible en algún momento del metraje, incluidos sus títulos de crédito. No deberá haber sido difundida en fecha anterior al estreno de la película, excepto en los casos de servir como soporte promocional para la propia película, en cuyo caso hay que justificarlo junto al formulario sellado y firmado. Todo esto se envía a la Academia, junto a un archivo en formato .mp3, por cada una de las canciones originales presentadas.

¿Es necesario ser músico para poder votar sobre la Mejor Música Original?

No. Pero, evidentemente, tiene una influencia mayor en los votos de la especialidad. El sistema de votación consta de dos rondas. La primera de ellas es un sistema mixto. Es decir, dos de las músicas elegidas como nominadas han sido las más votadas por todos los académicos y las otras dos, por los académicos de la especialidad de música. Después, tenemos una segunda ronda en la que cada elector puede votar un único candidato para cada una de las categorías.

¿Cómo se escoge entre todas las candidatas?

La música y las canciones participantes son facilitadas a los académicos para su consideración. El Libro de Candidatos, que se envía a todos los académicos con derecho a voto, lleva adjuntos CD que contienen cuatro minutos de cada una de las músicas presentadas (para escuchar el resto debemos ver la película) y todas las canciones candidatas. Estos fragmentos también pueden ser escuchados en la página web de los Goya.

Entiendo que, si se quiere hacer bien, es un trabajo ingente…

Sí, la verdad es que el proceso requiere mucho tiempo, pero no hay otra forma si quieres hacerlo bien y votar con criterio.

¿Cómo te las arreglas para coordinar tu carga de trabajo habitual y el extra de tener que ver tantas películas?

La Academia pone al servicio de los académicos una plataforma llamada VEOMAC (Visionado especial de obras para los Miembros de la Academia de Cine). Este sistema es muy cómodo para los que aprovechamos los descansos de estudio o las noches para poder ver las películas sin complicaciones y con acceso rápido y fácil. Se puede acceder a la plataforma, con tus claves personales, desde cualquier sistema informático o móvil. Cada acceso queda registrado, así como los visionados que haces de cada película.

La mayoría de las películas están en la plataforma unos meses antes del proceso de votación, así que se puede ver muchas de ellas con bastante anticipación. Además, la Academia ofrece visionados en las sedes de Madrid y Barcelona casi semanalmente. Algunos productores también prefieren hacer promoción de su película enviándola en DVD a los académicos. Y, por último, tienes la mejor opción: verla como de verdad merece la pena, en el CINE.

¿Votas en todas las categorías?

Por supuesto. Aunque presto un poco más atención a mi especialidad… Escucho los CD en el coche, en mi estudio, etc. Pero me gusta participar en el resto de categorías. Sobre todo, porque el efecto que ejerce la música en la película es lo más importante a la hora de valorarla. La función o papel que desempeña es primordial para decidir tu voto. Desde luego, la forma musical y la composición es muy importante, pero el conjunto es lo que puede marcar la diferencia.

Aparte de las cuatro finalistas, ¿destacarías alguna otra composición que te haya gustado especialmente?

Creo que este año se han presentado muy buenos trabajos. La verdad es que todas han sido obras maestras y la gran mayoría merecedoras del Goya.

En los casi tres años que llevo en la Academia, he podido ver la evolución de muchos compositores y, aunque los ya consolidados siguen manteniendo un nivel altísimo, no hay que dormirse en los “laureles”. Cada vez hay más compositores, y mejor preparados, que van pisando fuerte, con ganas de comerse el mundo y con muy buenas ideas…

Entrando en el terreno un poco más personal, ¿podrías contarnos en qué estás trabajando ahora mismo? Si no nos equivocamos, te hemos pillado en el estudio, mezclando.

Como siempre, ando con varias “historias”.  Estoy componiendo un concierto para orquesta que tendré acabado en un par de meses. También tengo en proceso de edición otro concierto que estrenaré en junio. Además, una película-documental recién acabada, con una banda sonora más contemporánea/electrónica. Y estoy empezando ya con otra película muy interesante, que también grabaré con orquesta. Muy ambiciosa. Pero se encuentra en el momento más complicado… En busca y captura de financiación.

En la parte opuesta a mis trabajos audiovisuales, siempre me gusta componer y producir para artistas. Un contraste que me relaja mucho. Acabo de lanzar un single para un cantante que ahora mismo está de promoción en los medios. También estoy con dos chicas que lanzaré, más o menos, en un mes. Y sigo trabajando con otros artistas más consolidados y conocidos en el panorama actual.

¿Y cómo te las “compones” para no perderte entre tanta vorágine?

Es como ser una persona políglota, que puede aclararse y no mezclar palabras cuando habla un idioma u otro. Creo que a mí me pasa algo similar. Al final, concibes cada estilo como un lenguaje distinto, pero todos están formados por palabras.

Por otra parte, también has colaborado con el guitarrista flamenco Carlos Piñana en su Suite para guitarra flamenca y orquesta.

Sí, lo de Carlos era algo que teníamos pendiente desde hace años, pero que no llegábamos a consolidar por los compromisos de ambos. Por fin, el mes de junio pasado, Piñana, con el director de orquesta César Álvarez, vino a mi estudio a proponerme el reto. Por supuesto, acepté encantado y puse manos a la obra durante el verano. Grabamos en septiembre con la Orquesta Sinfónica de la Región de Murcia. Seguramente, el disco estará listo en mayo. Es una Suite para Guitarra Flamenca muy especial y con otro aire…

Finalmente, no podemos resistirnos a preguntarte cómo resultó tu experiencia con Michel Camilo. Como pianista, tuvo que ser todo un “subidón”.

Pues las veces que tuve el placer de absorber su sabiduría, disfrutaba como un niño. Siempre he sido un apasionado de la fusión de estilos y el jazz latino ha sido uno de los que más me ha influido y, aún más, el estilo de Camilo. Precisamente, uno de sus temas (From Within, de la película Calle 54) fue parte de mi repertorio, junto a Beethoven y Prokófiev, para la beca que me concedieron en Berklee. Después, me hice más de Thelonious Monk o de Chick Corea, pero el lenguaje de Michel siempre me nace “desde dentro” cuando improviso.

Muchas gracias por compartir con nosotros tantas cosas. Y suerte en todos los proyectos que tienes abiertos.

Muchas gracias a vosotros por seguir apoyando nuestro arte. Nuestra complicada y a veces real y otras muchas, irreal, pero maravillosa vida.

Fecha: 12 febrero 2017. Más sobre Apuntes,Compositores
¡COMPÁRTELO! en Twitter | en Facebook | en delicious