Entrevista a César Benito: El Tiempo entre Costuras

Escrito por Rubén Franco, el 29 diciembre 2013 | Publicado en Compositores

La calidad musical de los últimos años, y es una opinión muy personal (aunque compartida con muchos amigos cercanos), está muy por debajo del nivel de tiempos pasados (cualquier tiempo pasado…). El cine es el máximo exponente: se ha sacrificado oficio y estilo por música ajustada a un patrón que funciona y se demanda, mucho más directa, sin tanto trabajo detrás, más efectiva si cabe, menos pasional en esencia.

Hay ejemplos de lo contrario, por supuesto que si, pero son los menos. Y otra cosa que me llama poderosamente la atención es que la calidad televisiva, y esto es también una opinión bastante compartida, suele estar mucho mejor que la cinematográfica. Ahora, las series son excelentes vehículos para contar historias y perfilar personajes, tenemos ejemplos extranjeros como Dexter, Lost, Battlestar: Galactica, Firefly, Breaking Bad, Boardwalk Empire,… y en la mayor parte de los casos, con excelentes trabajos compositivos.

Y a nivel nacional, me vienen dos excelentes ejemplos. El primero sería el Isabel de Federico Jusid, un trabajo tremendo, que nada tiene que envidiar al mercado extranjero.

Y en cuanto al segundo, hablamos de El Tiempo entre Costuras de César Benito, una partitura con cuerpo, trabajada, homogénea en bloque y heterogénea en matices (los personajes, las relaciones, las tramas y las localizaciones).

Solo he podido ver el capítulo piloto, además de escuchar varias veces el score, descubriendo un lienzo musical de gran calidad, brillantemente ejecutado, que envuelve el producto televisivo de una gran sutileza, realzándolo a un nivel superior, o dicho en otras palabras, la serie sin César Benito perdería efectividad dramática y sentimental.

El tema de Sira es el perfecto ejemplo, una bellísima melodía ejecutada sobre piano principalmente con acompañamiento de cuerda, un motivo central que vertebra el score, definiendo perfectamente a la protagonista, un contraste delicado e inocente con su fortaleza, excelentemente ejecutado y variado en cortes como Mi Madre y yo, Dos Extrañas o Entre Costuras.

El amor, doloroso pero bonito, arranca de manera apasionada en el tema destinado a Sira y Ramiro en Tus Pupilas Clavadas en las Mías, una relación que marca el comienzo del cambio de la vida de la protagonista, que rompe su relación con Ignacio, su prometido, lanzándose a los brazos de Ramiro, quien poco a poco irá perfilándose como un personaje quizás oportunista (me atrevería a quitar el quizás) y vividor.

Y el genial toque étnico para la llegada a Marruecos, donde la instrumentación da ese toque folk necesario para pintar de color Tánger, añadiendo palmas y voz femenina.

Un primer capítulo que sirve perfectamente de guía para ir dimensionando y ajustando el score de César Benito como una sólida composición digna de ser mencionada, con toda justicia, como de lo mejor del año, y de lejos.

Lo mejor de todo, que aún me quedan varios capítulos por descubrir para seguir disfrutando de la música de César Benito, quien arropa sutil y delicadamente las vicisitudes de Sira, un detalle que empatiza con los que buscamos música de calidad que sirvan a un doble propósito; el primero, servir a las imágenes (el fundamental), y el segundo, poder tener vida fuera de las mismas (quizás no sea tan necesario, pero cuando sucede, y éste es el caso, los aficionados lo agradecemos).

Y a continuación os ofrecemos la entrevista que nos han cedido las discográficas Moviescore Media y Kronos Records en exclusiva, publicándola en español e inglés. El score de César Benito ya pude encontrarse en Descarga Digital en [iTunes / Amazon], y desde AsturScore queremos agradecer de todo corazón a las discográficas este detalle.

1. ¿Como te involucraste en este proyecto?

Los productores ya conocían mi trabajo. Yo compuse la música para la serie La Chica de Ayer (remake español Life on Mars), y estaba haciendo la música la serie Los Protegidos que gozaba de gran éxito, ambas producidas por el mismo equipo que iba a producir este proyecto.

Mi relación con ellos siempre ha sido excelente. Siempre que estoy de visita por Madrid quedamos para comer y durante una de esas comidas me dijeron que habían adquirido los derechos sobre la novela para producir la serie y que querían contar conmigo para hacer la música.

2. ¿Podrías contarnos algo sobre la rutina de trabajo que seguiste en este proyecto?

Lo primero que hice fue leerme la novela. Me encantó. Luego el proyecto se fue posponiendo una y otra vez, y yo me olvidé un poco de él y seguí trabajando en otros proyectos. De vez en cuando anotaba alguna que otra idea con este proyecto en mente.

Cuando me volví a reunir de nuevo con los productores, les enseñe una grabación de las ideas que había ido acumulando y a todos les gustó lo que oyeron. Estuvimos reunidos toda la tarde, haciendo brainstorming, hablando de todo, desde el casting, los personajes, los distintos enfoques que yo debía tener con la música, etc. El gran entusiasmo que todos tenían era muy contagioso. Éramos conscientes de que teníamos algo especial en nuestras manos.

Mi primera tarea comenzó cuando tuve que hacer la música para el trailer de trece minutos que prepararon para presentar la serie en algunos festivales de cine. Seguidamente tuve que hacer la música de los dos primeros capítulos a la vez. Ambos capítulos eran muy distintos en su tono y en muchos otros aspectos. La mayor parte del primero ocurre en una España feliz de la preguerra y el segundo era mucho mas dramático y la historia se traslada a Marruecos.

Además de componer música a diario, tuve que organizar una sesión de grabación con una orquesta sinfónica para grabar los principales temas orquestales. Así que todo fue especialmente intenso y estresante al principio. Pero una vez que terminé la música de estos dos primeros capítulos el ritmo de trabajo fue mas normal.

3. ¿Qué instrucciones o guía te dieron a la hora de escribir la música?

Querían que compusiera una música muy bonita. En sus mentes tenían la música de grandes películas como Casablanca y Lawrence de Arabia… Pero también querían que mi partitura fuera moderna, y no que sonara como si fuera una música hecha en la era dorada del cine de Hollywood. También mencionaron que la música en general no sonara a una España cañí cliché, si no mas bien que tuviera un sabor a una España mediterránea elegante y atemporal. Y el resto lo dejaron libre a mi intuición musical.

4. ¿Podrías mostrarnos algunas ideas tematicas importantes (si es posible con referencias a las pistas incluidas en este album)?

Esta banda sonora tiene una gran cantidad de ideas temáticas. Algunas solo aparecen una vez en toda la serie, otras son recurrentes, otras actúan como leitmotifs, etc. Aquí expongo algunos ejemplos:

  • El Tema de Sira es el tema principal de la serie y acompaña a Sira a lo largo de toda la historia. Es su leitmotif, su alter ego musical. Lo expongo con diferentes arreglos, estilos, instrumentación variada, pero nunca cambio su tonalidad. Siempre en Re menor. Esta fue mi manera subliminal de subrayar que Sira nunca perdió su integridad, a pesar de todas las visicitudes que pasó. Todo a su alrededor cambiaba constantemente, amistades de dudosa reputación, amantes traicioneros, espías, Nazis, situaciones con riesgo de perder la vida, etc. Pero ella siempre se mantiene como una chica fuerte y con buen corazón, que nunca olvidó de donde venía. También podemos escuchar esta idea musical en Una máquina de escribir, Mi madre y yo, dos extrañas, Entre costuras, Agente Agoriuq, Costurera, espia, amante y mujer y Final abierto.
  • Candelaria “La Matutera” es otro tema recurrente que suele ir acompañando a Candelaria, una mujer de edad madura, con fuerte personalidad, proveniente de España, que habia pasado la mitad de su vida en Marruecos. Por eso tiene un color español y también algo de árabe.
  • Sus pupilas clavadas en las mías y Al borde del abismo son dos extensos temas orquestales que usé bien al completo, bien por secciones en muchas escenas a lo largo de la serie principalmente para apoyar secuencias románticas y dramáticas.
  • Trapicheos y contrabando, y Misión: Escapar son composiciones caleidoscópicas, compuestas de micro-temas que usé combinándolos de diversas maneras a lo largo de toda la partitura.
  • En Marruecos es una música étnica, muy percusiva, complementada con palmas y gritos típicos del folklore marroquí, así como instrumentos de cuerda y viento de la cultura árabe. Este tema y sus multiples variaciones los usé principalmente para establecer la atmósfera adecuada cuando los personajes caminaban por los Souks y las calles de Marruecos.
  • Conspiración británica y La muerte en cada esquina son composiciones musicales que usé para situaciones de suspense, persecuciones y tensión.
5. ¿Podrías explicar algunas de las músicas étnicas norte africanas que has compuesto? ¿Qué tipo de estudio hiciste para familiarizarte con este género y qué instrumentos usaste?

Me documenté leyendo cosas en internet, YouTube, Wikipedia, y ojeé algún que otro libro en la materia. Me gustan mucho todas las músicas étnicas. Cuando viajo siempre trato de comprarme algún CD de música autóctona del lugar que esté visitando. También visito bibliotecas de vez en cuando a ver si veo alguna curiosidad. Tengo una amplia colección de grabaciones de música étnica prácticamente de cada rincón del mundo.

En este proyecto en particular no tenía un presupuesto que me permitiera contratar a todos los músicos que necesitaba, así que use muchos instrumentos de librerías de sonido y no siempre del folklore marroquí. Usé hasta un Tam-Tam, que no es muy marroquí que digamos, pero como quería ese sonido, pues lo usé. La música marroquí que he creado para esta banda sonora no es pura, ni auténtica, es más una interpretación personal de la música marroquí y árabe en general.

6. ¿Tienes una escena favorita de la que te gustaría comentar en detalle?

Hay muchas. Algunos ejemplos que recuerde:

Hay una escena en la que Sira, la protagonista, se pierde en un laberinto de calles, de madrugada y cargada de pistolas escondidas bajo su improvisado atuendo árabe. En esa secuencia usé un breve tema musical que va repitiéndose una y otra vez, transportado y en diversas variaciones. Creo que la música contribuye a que el espectador se meta en la piel de Sira y sufra la angustia que ella esta sufriendo.

Estoy bastante satisfecho de la música que compuse para la escena en la que Sira confecciona el falso Delphos para Rosalinda. La música ensalza las imágenes, aporta excitación y dinamismo a una secuencia brillante libre de diálogos.

Pienso que escribí una inspirada melodía en Nas Ruas de Lisboa, para la escena en la que Sira llega en taxi a Lisboa. La música realza la belleza de los monumentos y arquitectura de la ciudad, también en una escena sin diálogos.

Hay un momento de gran intensidad cuando Sira y Markus salen del tren. El director juega con las emociones del espectador haciéndole pensar que se van a encontrar, que es lo que el espectador desea. Pero ello nunca llega a ocurrir, por muy poco. Yo compuse la música jugando con estas emociones, y ayudando a crecer la expectación con cuerdas en spiccato y arpegios en el piano que suben y suben… Esta música la podemos apreciar en Tensión en el Protectorado español.

7. ¿Hubo alguna escena problemática que te costara mucho escribir la música adecuada?

El capítulo mas difícil para mí fue el segundo. Hubo unas cuantas escenas donde la música que escribí parecía no funcionar del todo. Así que trabajé en esas escenas hasta que los productores y el director quedaron totalmente satisfechos. Pero que yo recuerde no hubo ninguna escena que pudiera catalogar como problemática.

8. Por favor, cuéntanos más detalles sobre como fue la sesión de grabación.

No teníamos un presupuesto que nos permitiera grabar en Los Angeles, donde yo resido, y tampoco disponíamos del tiempo necesario para que yo me trasladara a grabar en Europa porque yo tenía que componer música a diario, así que decidimos grabar con la Orquesta Sinfónica de la Radio de Macedonia, usando un método de “teleconferencia” muy interesante y efectivo.

Yo podia ver y oir tocar a la orquesta en Macedonia a través de mi ordenador desde mi estudio de Los Angeles. Me comunicaba con el director de la orquesta y el ingeniero de sonido. La orquesta tocaba una pieza. Al terminarla yo le hacia comentarios al director en inglés y él lo comunicaba en macedonio a los músicos. Le daban otro pase y si yo no estaba contento del todo, le daba más notas al director y la grabábamos de nuevo hasta que estuviera satisfecho, y así con cada pieza. La sesión duró cinco horas y todo fue muy bien.

Unas horas despues de terminar la sesión de grabación me enviaron el material via FTP, y yo mezcle la música en Pro Tools. Yo grabé todas las partes de piano, y también el resto de los instrumentos en mi estudio de Los Angeles.

9. ¿Hay algún solista o instrumentista cuyo nombre deba ser mencionado?

No hay ningún solista más que yo al piano.

10. ¿Tienes alguna otra anecdota interesante sobre este proyecto?

En principio no pensaba publicar esta banda sonora porque pensaba que al tratarse de una serie de TV y no de un largomentraje, no despertaría interés alguno. Pero luego cambié de parecer y me puse a escuchar horas y horas de toda la música que había compuesto para esta serie y seleccioné las piezas más significativas. He tenido que dejar fuera mucha música que me hubiera gustado incluir, pero no cabía todo en un solo CD.

La música de este album no solo representa los momentos mas significativos de la serie, si no que también esta dispuesta de manera que respeta el arco dramático y el orden en el que aparecen en la trama.

Mi ingeniero de sonido y querido amigo Javier Ferreiro tuvo la amabilidad de hacer un hueco en su apretada agenda para remezclar y masterizar esta música de cara a su publicación en este album.

Lee otros artículos escritos por Rubén Franco
E.T.despertó una afición que terminó en pasión por Jarre, Schifrin, Grusin, Rózsa y sobre todo Goldsmith.