Crónica concierto – Festival San Sebastián 2017

Escrito por Eduardo Con, el 28 septiembre 2017 | Publicado en Apuntes

Dos semanas de vacaciones y sin ningún plan a la vista, ¿qué hago? Así empezó a rondar por mi cabeza una pequeña escapada para volver a conocer la preciosa ciudad de San Sebastián, en la que estuve hace ya la friolera de 18 años, y con el aliciente añadido de poder disfrutar del concierto, enmarcado dentro de las actividades de la edición número 65, del Festival Internacional de Cine de San Sebastián / Donostia Zinemaldia.

Pero antes de empezar a plantearmelo tenía que conseguir las invitaciones gratuitas para acudir al evento y que solo se podían recoger en diferentes puntos de la capital Guipuzcoana. Este pequeño escollo era un punto importante para mi viaje del que solo puedo decir que chapo por parte de la organización y su rápida resolución. Tras mandar un email a la oficina de turismo me aconsejaron que me pusiese en contacto con el Festival y dicho y hecho, sin falta de acreditarme, solo como un mero aficionado a la música de cine, me reservaron dos entradas para recoger en el puesto de información que habilita el Festival en Plaza Okendo. Muchísimas gracias por el detalle.

Después de un viaje de 4 horas, con parada obligatoria para comer, y tras la llegada a nuestro destino la noche del viernes fue para dar una pequeña vuelta por la ciudad, recoger las entradas y practicar algo típico de la zona: pinchos y cervezas! El disfrute nocturno fue breve y caro, todo hay que decirlo, porque al día siguiente tocaba el motivo principal del viaje, el concierto Placer Audiovisual.

El Concierto


Sábado 23 de septiembre y después de desayunar, mi amiga Vanessa y yo nos fuimos al Velódromo Antonio Elorza, lugar donde se celebra el concierto como años anteriores, para poder coger un buen sitio tranquilamente. Y aunque llegamos sobre las 11:15 nos sorprendio que bastantes de los asientos, sobretodos los centrados, ya estaban ocupados por los más madrugadores que querían tener unas vistas privilegiadas del escenario.

Durante la espera en nuestros correspondientes asientos aparecieron Felipe y a continuación Gorka para saludarnos e intercambiar unas palabras sobre el viaje y las expectaticvas sobre este concierto mientras, poco a poco, los integrantes de la Orquesta Sinfónica de Euskadi tomaban sus correspondientes asientos en el escenario e iban afinando sus instrumentos.

Eran las 12 horas y el aforo de casi 2.700 localidades  estaba prácticamente lleno, la orquesta preparada junto al Orfeon Donostiarra que ya había tomado asiento, con lo que la presentadora dio paso a las personalidades del evento y los tres compositores asistentes, Joserra Senperena, Xavi Font y Ángel Illarramendi, que tuvieron a bien dedicar unas palabras en euskera, y por suerte en castellano, sobre el evento que ibamos a disfrutar y la importancia de la música de cine hasta que fue presentado el director de la orquesta, José Miguel Pérez-Sierra, para dar comienzo el concierto.

A modo de suite pudimos disfrutar durante 90 minutos de las siguiente bandas sonoras y con el elemento visual añadido de una pantalla de 400 m2 que incluia un montaje de imagenes creado específicamente por Morgan Crea.

Javier Navarrete
El laberinto del Fauno (Guillermo del Toro)

Jesús García Leoz
Bienvenido Mr. Marshall (Luis García Berlanga)

Xavi Font
O Apóstolo (Fernando Cortizo)

Joserra Senperena
Nur eta herensugearen tenplua (Juanba Berasategi)

Ángel Illarramendi
Los Borgia (Antonio Hernández)

La propuesta planteada del concierto para el disfrute de los asistentes quizás fue de los puntos más acertados que he vivido en este tipo de eventos ya que la música estaba inteligentemente integrada a la proyección, de tal manera que estábamos disfrutando de un resumen de la película mientras escuchábamos su banda sonora. Algo que supuso para la gente que no esta aconstumbrada a la música de cine o este tipo de conciertos, como fue el caso de mi amiga Vanessa, una velada muy amena.

Metiendome de lleno sobre como fue el concierto una pieza muy esperada para mi fue el inicio del mismo. El poder escuchar en vivo el precioso trabajo de Javier Navarrete para la fabula dramática del director mexicano, Guillermo del Toro, fue una experiencia inolvidable aunque también quiero destacar la sorpresa personal de la suite de Xavier Font para la cinta de animación O Apóstolo.

Divertido para los asistentes, al igual que la música de Jesús García Leoz que incluia ciertas fases dramáticas, fue la suite de la comedia sátira ¡Bienvenido, Míster Marshall! del director Luis García Berlanga y quizás un poco aburrido, aunque contenía algún tema entretenido, fue el trabajo de Joserra Senperena en la cinta de animación del recientemente fallecido Juanba Berasategi, al que de paso se rendía homenaje.

Como cierre y quizás fuese la suite más larga, sono magistralmente la dramática banda sonora de Ángel Illarramendi para la cinta Los Borgia que tras finalizar su actuación, y con aplausos de los asistentes, la gente que se iba marchando para evitar aglomeración tuvo que volver sobre sus pasos porque llego la sorpresa de poder escuchar en primicia un tema de Fernando Velázquez. La orquesta interpreto un breve fragmento del trabajo del compositor getxotarra para la película Wim Wenders que inauguraba la sección oficial del Festival de cine, Submergence.


Uno de las momentos del Concierto

Acabado el concierto y tras una gran ovación de los asistentes pudimos salir tranquilamente al exterior donde tuvimos la suerte de poder acercarnos sin problemas a Angel Illarramendi y comentar unas palabras con él. Además de decirnos que sentía un gran cariño por la gente de Asturias porque “es lo que nos habían enseñado en el colegio”, decía el compositor, tambien nos comentaba del concierto: “que gran orquesta y sobretodo con la proyección de las imágenes en esa gran pantalla”.

Y tenía razon porque como le dije: “los aficionados disfrutamos mirando a la orquesta mientras que los asistentes podían entender como se fusiona la música con la imagen” con lo que Illarramendi soltó un sonoro: “ESO ES!” acompañado de una palmada. No quisimos molestarle más pues las muestras de cariño de la gente y felicitaciones no paraban de sonar, así que continuamos dirección hacia el centro de San Sebastián donde íbamos a vernos con nuestro amiga Cristina, asidua del Festival de San Sebastián, y nuestro compañero y amigo Oscar.

Conclusión

En definitiva un concierto muy acertado en su planteamiento donde cabe destacar la perfecta sonoridad del Velódromo, y eso que estaba habilitado solo una parte para el evento, potenciada por la buena interpretación de las suites a cargo de Orquesta Sinfónica de Euskadi, incluyendo las voces solistas de Nora Goyalde (mezzo) y Sergio Falque (bajo), y todo supervisado en el panel de control por el ingeniero de sonido Mikel F Krutzaga.

Su acertado planteamiento para el disfrute de la gente y que además respondio llenando el Velódromo me hizo preguntarme, ¿volveré el próximo año? No lo descarto ni por un momento.

Lee otros artículos escritos por Eduardo Con
Empezó con Batman y terminó por coleccionar a Goldsmith, Chris Young, Horner, Richard Band...
Fecha: 28 septiembre 2017. Más sobre Apuntes
¡COMPÁRTELO! en Twitter | en Facebook | en delicious